Educación

5 propuestas de educación para la inclusión financiera en Latam

educación para la inclusión financiera
Tener conocimientos sobre el funcionamiento de las finanzas personales es una de las claves para lograr un desarrollo económico sostenible

La inclusión financiera se presenta como un factor clave para propiciar un desarrollo económico que posibilite reducir las desigualdades sociales. Esto significa que tanto personas como empresas deberían tener acceso a productos financieros que les permitan satisfacer sus necesidades -transacciones, pagos, acceso al crédito, etc-. En tal sentido, la educación financiera se considera uno de los pilares para propiciar esta inclusión. De esta manera, en Latinoamérica se vienen impulsando diferentes proyectos que apuntan a que todos los sectores puedan tener un conocimiento real de las finanzas. En esta nota abordamos algunas iniciativas pensadas para que los ciudadanos puedan tomar mejores decisiones en torno a la administración de ahorros, acceso responsable a créditos, inversiones, entre otras operaciones comerciales.

Inclusión financiera en Latam

Datos aportados por el Banco Mundial muestran que en América Latina y el Caribe la inclusión financiera sigue siendo un tema pendiente. Sin embargo, el acceso a la tecnología digital podría impactar en que esta situación se vaya transformando. Según el Global Findex 2017, informe que arroja datos sobre la inclusión financiera y la revolución de la tecnología, el 55 % de los adultos de Latam tiene teléfono celular y acceso a Internet, es decir, 15% más que el promedio de otras regiones en desarrollo. Asimismo, desde 2014, la proporción de adultos que realiza o recibe pagos digitales ha aumentado significativamente en economías como las de Bolivia, Brasil, Colombia, Haití y Perú. En tanto, en Argentina, Brasil y Costa Rica, alrededor del 20 % de los adultos usa el celular o Internet para operar a través de una cuenta. El informe también da cuenta de cómo la digitalización de pagos de sueldos podría impactar en que hasta 30 millones de adultos no bancarizados -de los cuales un 90% posee celular- puedan ser titulares de una cuenta.

Según el Global Findex 2017 el 55 % de los adultos de Latam tiene teléfono celular y acceso a Internet, es decir, 15% más que el promedio de otras regiones en desarrollo. Desde 2014, la proporción de adultos que realiza o recibe pagos digitales ha aumentado significativamente en economías como las de Bolivia, Brasil, Colombia, Haití y Perú.

¿Qué es la educación financiera?

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la educación financiera se define como “el proceso por el cual los consumidores/inversionistas financieros mejoran su comprensión de los productos financieros, los conceptos y los riesgos, y, a través de información, instrucción y/o el asesoramiento objetivo, desarrollan las habilidades y confianza para ser más conscientes de los riesgos y oportunidades financieras, tomar decisiones informadas, saber a dónde ir para obtener ayuda y ejercer cualquier acción eficaz para mejorar su bienestar económico”.
Este tipo de instrucción comienza con nociones muy básicas, como las características y el uso de productos financieros,  para pasar a conocimientos más avanzados relacionados con el entendimiento de conceptos financieros. En tal sentido, la educación financiera  -sumada a otras políticas económicas que propicien el desarrollo y la inclusión- posibilitaría el empoderamiento de las personas al permitirles administrar de mejor manera sus recursos y las finanzas de sus familias.

La educación financiera se define como “el proceso por el cual los consumidores/inversionistas financieros mejoran su comprensión de los productos financieros, los conceptos y los riesgos, y, a través de información, instrucción y/o el asesoramiento objetivo, desarrollan las habilidades y confianza para ser más conscientes de los riesgos y oportunidades financieras, tomar decisiones informadas, saber a dónde ir para obtener ayuda y ejercer cualquier acción eficaz para mejorar su bienestar económico”. – OCDE

A continuación mostramos cinco iniciativas en Latam que propician la educación financiera para la inclusión. 

1) Argentina: programa #SaberEsCentral del BCRA 

Recientemente, el Banco Central de la República Argentina (BCRA), a través de la plataforma #SaberEsCentral, lanzó una serie de herramientas financieras con el objetivo de facilitarle a los usuarios la toma de decisiones sobre sus finanzas. Conocer los derechos como cliente de un banco y estar orientados en las normas vigentes del BCRA son parte de esta nueva estrategia comunicacional del Banco Central.
“Con información clara y sencilla la gente toma mejores decisiones”, señala Agustín Torcassi, Subgerente General de Regulación Financiera del Banco Central, en el video de presentación de la plataforma. Entre las herramientas, se incluyen información sobre transferencias inmediatas y gratuitas, cajas de ahorro para adolescentes, cuentas sueldo para personal de casas particulares, cuentas gratuitas de seguridad social y facilidades de cierre para todo tipo de cuentas.

2) México: portal Edufin

México es uno de los países que se encuentra a la vanguardia de la educación financiera en Latam. En 2017, el gobierno impulsó la Estrategia Nacional de Educación Financiera (ENEF), que tiene como objetivo coordinar los esfuerzos de diferentes instituciones para lograr que todos los mexicanos obtengan las capacidades financieras necesarias para un correcto manejo y planeación de sus finanzas personales. En tal sentido, el portal único de educación financiera Edufin México proporciona información económica y financiera de forma clara, sencilla y de utilidad para las finanzas personales y familiares de la población así como de las empresas en México. Los programas, contenidos e iniciativas de este sitio están alineados a las necesidades económicas y financieras en distintas etapas de vida y de distintos segmentos de la población. Asimismo, el sitio proporciona información relevante para la protección de los consumidores de productos y servicios financieros, acerca del contexto económico y financiero en México, herramientas y aplicaciones prácticas para la toma de decisiones financieras y los datos de todos aquellos eventos de educación financiera organizados por todas aquellas instituciones que forman parte del Comité de Educación Financiera (CEF).

3) Brasil: finanzas en la educación formal 

Brasil es otro de los países de Latam que se encuentra por delante en torno a la educación financiera. Al igual que México, también cuenta con una Estrategia Nacional de Educación Financiera (ENEF). De hecho, «empoderar financieramente a las clases medias al educarlos como inversionistas» fue uno de los propósitos trazados en el año 2010 en la estrategia nacional que se estableció por decreto presidencial, debido al crecimiento económico y a los bajos niveles en conocimientos financieros. En esta iniciativa, en la que participaron representantes de los sectores público y privado, se destacó la educación financiera a través del sector educativo formal. Durante la ejecución del programa piloto, se reunió a 26.000 estudiantes con el objeto de probar la efectividad del programa de educación financiera y del currículo antes de su aplicación en el ámbito nacional. Con la aprobación del Plan de Estudios Nacional Base Común (BNCC) , la educación financiera será obligatoria y debe ser dirigida sobre todo en matemáticas y ciencias naturales para niños de primaria.

4) Colombia: Aulas Móviles del Banco de Bogotá 

Con el objetivo de brindar conocimiento y entendimiento sobre la administración del dinero y las finanzas, el Banco de Bogotá, con el apoyo de la Fundación Alemana, viene desarrollando desde 2012 el programa Aulas Móviles, con el cual ha llegado a más de 400 municipios de Colombia. El proyecto está orientado a que los jóvenes adquieran herramientas para hacer uso responsable del dinero. En tanto, los adultos son orientados sobre el manejo de los ingresos y gastos en los hogares; y los microempresarios reciben una capacitación financiera para formalizar o consolidar sus negocios, mediante el registro mensual de las actividades contables.
Cabe destacar que la entidad financiera cuenta en su sitio web con numerosas herramientas de educación financiera, que incluyen estrategias de gamificación.

5) Chile: serie educativa de la Sernac 

El Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) de Chile ha impulsado el proyecto audiovisual educativo Para vivir mejor, educación financiera. Esta serie de diez capítulos tiene como objetivo alfabetizar financieramente a la comunidad. Para ello, incorpora temas como el uso del dinero y transacción, crédito, ahorro, inversión y derechos financieros. Si bien el material fue pensado para jóvenes estudiantes de séptimo básico a primero medio, vinculando los temas con los aprendizajes esperados de las asignaturas del currículum nacional vigente y desde los objetivos fundamentales transversales de la educación, también es posible utilizarlas con personas adultas, con el objetivo de sensibilizar y motivar a través de las charlas o talleres.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar una respuesta

X