Fintech

7 definiciones de un pionero en las fintech argentinas

Entrevista a Alejandro Cosentino, fundador, CEO y presidente de Afluenta S.A.

Alejandro Cosentino
Reporte Fintech entrevistó a Alejandro Cosentino, fundador y presidente de Afluenta S.A. En su charla, el destacado empresario compartió algunos consejos para quienes recién comienzan en el segmento y manifestó su opinión sobre temas clave para la industria.

Afluenta es la primera red de finanzas colaborativas de Argentina y la región, que administra préstamos entre personas (P2P) que buscan obtener un rendimiento de su dinero o quieren encontrar créditos más accesibles. Si bien es una fintech de origen argentino, Afluenta opera en otros países de la región, como Perú, México, Colombia y Brasil. Su titular, es referente del sector y vicepresidente de la Cámara Argentina de Fintech. En esta nota algunos dejó algunos consejos a emprendedores y manifestó su opinión sobre temas clave para la industria.

1) Crecimiento de las Fintech en Argentina

“El crecimiento de las fintech argentina ha sido explosivo”, dice Cosentino y lo gráfica mediante la cantidad de socios de la Cámara Argentina de Fintech, de la cual es vicepresidente, y que recientemente superó los 100 socios y tiene 25 nuevas fintech interesadas en ser miembros.

“La tecnología se ha popularizado y es algo inexorable”.

Con respecto al crecimiento de las fintech, Cosentino prefiere hablar de índice de adopción y en este sentido plantea que los referentes no son países tradicionales. Ya no debemos mirar a Estados Unidos para crecer, sino a países como China e India. Además, consideró que el desarrollo de las compañías en la región es elevado y que el volumen de crecimiento de Argentina también tiene relación a que es una población pequeña, si por ejemplo se la compara con Brasil.

“El hecho de ser un país más chico nos obliga a salir, a ser un laboratorio”, dijo y remarcó estar orgulloso de operar en otros países con el trabajo de programadores argentinos.

Además, aseguró que en el país hay mucho talento, que somos resilientes y volátiles. “Teniendo en cuenta que la adaptación es característica del emprendedor, todos estos factores nos jugarían a favor”.

2) Regulación: México como guía

En materia de regulación de los créditos colectivos, Cosentino explicó que sector en Argentina está regulado por la Comisión Nacional de Valores (CNV). Y resaltó: “Las fintech del sector crediticio no podemos tener la misma regulación de un banco, porque no tomamos depósitos para dar préstamos”.

En general, sobre la regulación y las normativas que alcanzan a las fintech señaló la importancia de un Estado presente, que busque darle un marco regulatorio a la empresas del sector, porque en parte esto genera confianza. Definitivamente para el empresario argentino el modelo a seguir es la legislación mexicana, que agrupa y regula a todos los sectores incluidos en las fintech.

También valoró la relación que se ha establecido con los reguladores nacionales, por quienes son consultados y escuchados. “Participamos de la Mesa de Innovación Financiera Fintech del Banco Central de la República Argentina (BCRA), nos conocemos, dialogamos y de allí surgen medidas como la Clave Virtual uniforme (CVU)”.

“Estamos en un ambiente extremadamente positivo. En un contexto similar, un país como México llegó a una ley y nosotros seguramente vamos por el mismo camino”.

3) Consejo: transparencia y buenos abogados

“El activo principal de nuestras empresas es la confianza”, sentenció y agregó que esto no es algo que surge de manera espontánea, sino que es una combinación de distintos factores entre el decir y el operar. Actuar correctamente, ser transparentes y tener paciencia son valores que Cosentino definió como claves en este sector. En términos concretos sugirió a todas las empresas del sector, poner en sus páginas web los costos de sus servicios o productos.

Por otro lado, sugirió tener siempre un abogado que los asesore correctamente y contó que en Afluenta cuentan con el asesoramiento de 13 estudios de abogados en 8 países. “Particularmente ellos nos han enseñado de regulación y nosotros de tecnologías”.

4) La inteligencia de datos como ventaja competitiva

“En nuestro caso desarrollamos tecnología para evolucionar en el modelo de negocio”, dijo Cosentino.

En el caso de Afluenta la tecnología está puesta al servicio del markerting online y la segmentación de clientes, como medio para ir sumando nuevos inversores y solicitantes. “Buscamos segmentar correctamente al menor costo posible, para ser sustentables en el mercado”.

Otro de los aspectos es el uso de la inteligencia de datos para poder analizar la capacidad crediticia y de pago de los solicitantes. “A través de la ciencia de datos se pueden conocer y analizar datos precisos de cada solicitante ,como: lugar de trabajo, residencia, voluntad de pago, etc. Además, gracias a la tecnología cada inversor puede cargar su interés de retorno y las máquinas son las que se encargan de sugerirle la inversión adecuada.”

En tanto, el cliente recibe un solo pago a través de una transferencia con el monto solicitado y luego hace un solo pago, que es distribuido entre los diferentes inversores. “Todos estos procesos están altamente automatizados ya que somos 70 personas atendiendo 15 mil solicitantes de créditos y más de 10 mil inversores”. Cosentino dijo que hay que tener en cuenta que en Argentina los bancos cuentan con entre 3.000 y 4.000 canales físicos y justamente esa es una gran diferencia con las fintech.

“Todos estos procesos están altamente automatizados, ya que somos 70 personas atendiendo 15 mil solicitantes de créditos y más de 10 mil inversores”

5) Las fintech y los bancos: competencia y colaboración

En cuanto a la relación entre las fintech y los bancos, Cosentino considero que se da una relación de colaboración y competencia al mismo tiempo.

“Los créditos en Argentina apenas llegan al 14% del PBI y eso es ridículo. Entonces, por un lado todos apuntamos a que haya una mayor penetración de créditos en relación al PBI y por tanto mayor prosperidad”, dijo el empresario argentino.

Por otra parte, resaltó que hay fintechs que le brindan servicios a bancos y allí también se plasma una relación de colaboración.

Pero que al final, al menos en las fintech que se dedican al sector crediticio, hay una competencia por el cliente que solicita el crédito y aquel que busca invertir sus ahorros, que ahora además de la tradicional opción de un plazo fijo, puede invertir en créditos colectivos.

“Hay que competir de manera armoniosa y educada, detectando las necesidades de cada cliente”.

“Los bancos creían que competían en desventaja, pero hoy esas diferencias están zanjadas porque está claro que nosotros no podemos tomar depósitos y que nos regula la CNV (Comisión Nacional de Valores), quien nos brinda un marco para trabajar y da certidumbre a nuestras acciones”.

6) El impacto de los créditos colectivos

En este caso, Cosentino hizo un paralelismo entre la invención de la heladera y lo que está sucediendo con las fintech. “El ahorro se da en horas”, sentenció el empresario. Cuando las personas empezaron a comprar heladeras para refrigerar los productos empezaron a ahorrar horas de hacer compras, de cocinar diariamente, etc. entonces ese tiempo disponible se volcó a mayores horas de trabajo, que le dio mayores ingresos y prosperidad a las familias.

Cosentino está convencido que la situación que se presenta con las fintech es algo similar. “Solicitamos un crédito desde el celular y a las horas lo tenemos depositado en la cuenta”, dice y reflexiona sobre qué hacen las personas con ese tiempo que se ahorran en trámites, colas en un banco, y estima que lo destinan al ocio, un negocio que hoy en día crece gracias a ese tiempo libre. Pensemos en viajes, series y todo tipo servicios que ofrece la industria del entretenimiento.

En síntesis, dijo que le dedicamos menos tiempo a las finanzas, que se vuelcan entre otras cosas al ocio y además tenemos nuevas formas de invertir nuestro dinero y más opciones a la hora solicitar un crédito.

Le dedicamos menos tiempo a las finanzas, que se vuelcan entre otras cosas al ocio y además tenemos nuevas formas de invertir nuestro dinero y más opciones a la hora solicitar un crédito.

7) Los alcances de Afluenta

Afluenta extendió recientemente su límite para tomar crédito a $650.000 (pesos argentinos). En este sentido, Cosentino explicó que esta medida se debe, en parte, al crecimiento de la masa crítica que se pudo ir generando; la confianza tanto de inversores como de tomadores de créditos; la eficacia de la curadoria que hace la firma sobre la posibilidad de pago; el retorno concreto de la inversión; la ausencia de burocracia, y por lo tanto los bajos costos. Esto le permitió a Afluenta no solo ampliar los montos de los créditos sino también estar presente en otros países.

Comparte en tus redes sociales:

2 Comentarios

Dejar una respuesta

X