Negocios

AmazonGo y ¿el futuro del comercio minorista?

amazon go futuro del comercio minorista

Ya podemos indicar que la serie de Netflix Black Mirror no es meramente ciencia ficción y día a día resulta ser un fiel reflejo de tecnologías que incorporamos a nuestra vida cotidiana.

Este 2018 comenzó con la feria de tecnología CES de Las Vegas, en la cual más allá de los televisores del tamaño de la pared, espejos conectados, autos autónomos y luchas de asistentes virtuales, será recordado por la lluvia y el apagón que ocurrió en plena feria. Sí, en plena feria de tecnología se sufrió un apagón eléctrico. A pesar de ello, la inteligencia artificial sigue acaparando más miradas de las empresas y, por supuesto, de asistentes.

Y en estas semanas también se llevó a cabo el encuentro de la  National Retail Federation  , en Estados Unidos, uno de los eventos más importantes de la industria del retail. En este encuentro, expertos y representantes de empresas debatieron acerca del rol fundamental de la inteligencia artificial aplicada a la experiencia de compra en el comercio minorista, un área que desde hace años viene buscando cómo reinventarse en la llamada revolución digital y, finalmente, comenzó a dar pasos más firmes.

AMAZON GO: un paso más en la revolución digital

amazon go futuro del comercio minorista

Amazon nos prepara el camino para que nuestro público vea como algo natural ingresar a una tienda que no sea atendida por empleados, retirar los productos e irse sin realizar filas para abonar.

¿Será la pérdida de tiempo del usuario lo que Amazon desea combatir? ¿Estos mecanismos buscan mejorar la relación de las marca con los clientes?

Repasemos.

Amazon Go se estrenó para un grupo de empleados en el 2016 y recientemente hizo su apertura al público en Seattle.

El usuario debe descargar la app, escanear el código QR  que aparece en su pantalla y ¡listo!, el sistema de cámaras instalado en los 170 metros cuadrados lo representa como un “objeto 3-D” y va detectando sus movimientos, sabe qué productos quita de la góndola, cuál coloca nuevamente en su lugar y va agregándolos (o quitándolos) del carrito virtual en Amazon.

Una vez que realiza la compra podrá retirarse sin hacer fila para abonar. Amazon se encarga por él. 

El sistema identifica los objetos y sigue los ritmos y patrones de los compradores sin grandes errores (aunque varias personas han indicado que lograron “robarle a Amazon”).

En la tienda no se ven cajeros, pero sí hay personal que atiende consultas y devoluciones o que se encarga de otras tareas como repositores, y aquellos que revisen identificaciones en la sección de bebidas alcohólicas y preparar las comidas.

Usuario exigente – Empresa exigente

Ya no es tan extraño oír “¿No tienen otras formas de pago? ¿Alguna alternativa online?” El público desea comprar sus productos de una forma rápida y sencilla, sin necesidad de esperas y firmas.

En un reciente informe Microsoft detecta diferentes tecnologías que se imponen en el futuro del retail, en base a experiencia de la la empresa y a los pronósticos de los principales gurúes de la industria.

Una de las proyecciones más sorprendentes es que para 2019 cerca del 40% de los minoristas desarrollará una arquitectura de experiencia de cliente en Inteligencia Artificial, lo que generará más conversaciones y un incremento en las ganancias de un 25% debido a la mayor personalización. En este sentido, uno de cada siete retailers piensa instalar sensores inteligentes en sus negocios.

Más de tres cuartos de los minoristas piensan invertir en soluciones de Big Data y el 72% en servicios cognitivos y aprendizaje automático.

Tendencias E-Payments: pagos basados en contextos y nuevas formas de operar

La tecnología de pago basado en contexto no requiere interacción directa entre el cliente y el comerciante. Un ejemplo perfecto de esto es Uber, la aplicación hace el pago por el cliente. Podemos mencionar también el sistema de manos libres de Google que permite a los consumidores sólo decir «voy a pagar con Google» para completar una transacción.

En lo que respecta a la utilización huellas dactilares y el reconocimiento facial, ciertas aplicaciones, como Android Pay y Apple Pay, han liderado el camino de los pagos a través de autenticación biométrica, los cuales poseen un horizonte de crecimiento muy amplio:

  • El mercado global de las tecnologías biométricas alcanzará los 41.500 millones de dólares para el 2020.
  • El segmento de huellas dactilares llegará a 24.4 mil millones de dólares y otros componentes biométricos como reconocimiento facial, venas y voz, se incrementarán hasta los 11.900 millones de dólares, para el mismo año.

Por último, el desarrollo de wearable payments: una tendencia a utilizar medios de pago que se incorporan en alguna parte del cuerpo interactuando de manera continua con el usuario con la finalidad de realizar alguna función concreta. Los más cotidianos son relojes inteligentes, pulseras, zapatillas o anteojos.

  • Está previsto que el mercado de pago con wearables llegue a los 34.000 millones de dólares para 2020

Llega el momento de preguntarnos  ¿De qué manera las empresas de retail en Latinoamérica podrían incorporar la inteligencia artificial? ¿Cómo aprovechar los beneficios del Big Data? ¿Cómo capacitar al personal en nuevas habilidades?

Surgen varios interrogantes pero de lo que estamos seguros es que vivimos entre The Truman Show y Black Mirror. Deberás responderte si estas listo para actuar y sumarte a la revolución del retail. 

 

El autor es especialista en Marketing Digital y columnista de tecnología.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar una respuesta

X