Crowdfunding

Crowdfunding: oportunidades para emprendedores e inversores

Crowdfunding-beneficios y riesgos

Tiempo de lectura: 2 minutos

El financiamiento colectivo sirve para que los emprendedores consigan fondos por fuera del circuito tradicional. Hoy se usa para preventa, pero la nueva ley apunta a los inversores.

La ley del emprendedor en Argentina sienta las bases para impulsar  el sistema de financiamiento colectivo, conocido como crowdfunding .

La norma sancionada a fines de marzo de 2017 y promulgada meses despues tiene una mirada bastante ambiciosa y, según los participantes del sector, servirá más para el mediano y largo plazo. Hay varios puntos que llevarán un tiempo implementar en la práctica y otros que necesitan hacer camino en el cambio cultural.

En el caso del crowdfunding, la modalidad que implementa la ley (pequeños aportes de inversores a cambio de acciones o participación) no se utiliza en la Argentina, no está normatizada en otros países latinoamericanos (aunque sí se usa en Chile o en Brasil) y recién hace un año se abrió a cualquier inversor en Estados Unidos.

DE QUE SE TRATA:

Las plataformas de financiamiento colectivo más conocidas del mundo utilizan, básicamente, el sistema de preventa. 
Kickstarter, es la más popular y cuenta con  un régimen cerrado (si no se cumple el objetivo en un período determinado, se devuelve el dinero) e Indiegogo es abierto (el emprendedor recibe el monto que se logró recaudar).

Es la modalidad que también usan las plataformas locales, como Ideame o Panal de Ideas. “Es un sistema de recompensas y permite juntar dinero para desarrollar un prototipo o preparar un evento, o bien, cuando ya está el producto, realizar una preventa”, explica Sebastián Di Lullo, CEO de Ideame. Estas plataformas cambiaron la forma de vender en el mundo. En lugar de producir un stock y venderlo, se financia la producción con la preventa y después se entrega. Gran parte de los proyectos que se presentan tienen que ver con lo artístico (un nuevo disco, un libro, una obra de teatro, la presentación de una banda) o con temas ligados a lo social, que es la base de la plataforma Panal de Ideas.

Sin embargo, se van incorporando cada vez más startups, emprendimientos que desarrollan productos innovadores, nuevos servicios y tecnologías. Ideame, por ejemplo, está trabajando con el proyecto Procer, un dispositivo de lectura para ciegos nacido en Córdoba que ganó el concurso Naves. O Vitaló, iniciativa local de diseñadores industriales que apuntaron a un aparato para trasladar órganos con refrigeración autónoma. El también cordobés Gi Fly Bike, la bicicleta eléctrica inteligente, es otro caso que utilizó la herramienta (ver aparte).

Las campañas de financiamiento colectivo permiten validar las ideas y, además, el emprendedor gana difusión y genera comunidad entre los usuarios y consumidores interesados.

“El sistema ofrece a la gente la posibilidad de involucrarse y de ayudar a los emprendedores que quieren convertir una idea en realidad”, apunta Lucas Toledo, de Gi Fly Bike.

En algunos casos, las “recompensas” son simbólicas, por lo que el aporte funciona como una donación con cargo. De hecho, esta es la figura legal que utiliza Ideame en Argentina.

Fuente: Start-ups Argentina

Comparte en tus redes sociales:

Dejar una respuesta

X