Global

Banca ética: lo que hay que saber de la tendencia mundial que comienza a desarrollarse en América Latina

Una alternativa de financiamiento que propicia prácticas socialmente responsables

Las finanzas éticas promueven la inversión de fondos hacia proyectos que propician consumos responsables y buenas prácticas ciudadanas.

Desde hace ya varias décadas, la banca ética -definida como aquella que se centra en crear valor social y ser éticamente responsable – está generando una revolución en los sistemas financieros tradicionales. Con un extenso recorrido en el norte de Europa y un inminente aterrizaje en Latinoamérica, estas instituciones enfatizan el desarrollo de productos o servicios que promuevan buenos valores para la sociedad en su conjunto. En esta nota te contamos las principales características de este movimiento y cómo puede impactar en los diferentes mercados de la región.

 

Cuando no se trata solo de dinero

La banca ética surgió en las últimas décadas del siglo pasado, como iniciativa de diferentes movimientos de economía alternativa que buscaban tener incidencia en la economía real y a la vez fomentar actividades que produjeran impacto social y ambiental positivo.

La especulación financiera y la falta de inclusión de determinados sectores en el sistema económico tradicional, llevaron a un grupo de ciudadanos a tomar conciencia de que aquellos que manejaban la economía mundial eran quienes terminaban decidiendo por toda la sociedad. Esto alentó el surgimiento de todo un movimiento crítico que exigía aplicar la ética a los negocios. Este movimiento impulsaba una economía alternativa para gestionar los recursos económicos en pos de satisfacer  demandas sociales postergadas.

Este tipo de enfoque apunta a que ganar dinero no sea el fin último y único de quienes se dedican a invertir. Sino que los inversores puedan ganar dinero impulsando proyectos que propicien un mundo mejor y más inclusivo.

 

Fomentando las buenas prácticas y la transparencia

Con el microcrédito como una de las principales herramientas de esta economía alternativa y la transparencia como bandera, la banca ética primero se caracterizó por utilizar criterios de selección negativa, privando de financiación a proyectos que fomentaran el uso de armamentos, tabaquismo, alcohol, prostitución y contaminación ambiental. En una segunda etapa, se optó por el fomento a iniciativas que promovieran un impacto social positivo, entre ellas, propuestas vinculadas al medioambiente y la sustentabilidad, la cultura y el comercio justo.

 

La banca ética en América Latina

De la mano de Joan Melé, conferencista y miembro del Consejo Asesor de Triodos Bank (uno de los referentes de la banca alternativa en Europa), la banca ética en América Latina está dando sus primeros pasos. Desde su perspectiva, este tipo de iniciativas podría atenuar las diferencias económicas que existen en la región. Al mismo tiempo, ayudaría a impulsar proyectos que nunca van a ser considerados por la banca tradicional, los cuales podrían generar un gran crecimiento en los diferentes mercados.

De esta manera, el proyecto Bancaetica.lat se encuentra trabajando con el objetivo de instalar este tipo de banca alternativa en toda la región. La iniciativa se viene desarrollando tomando como modelo a Triodos Bank, entidad con más de 30 años de experiencia en banca ética. El proyecto tiene sus bases en Argentina, Colombia y Chile, siendo este último el país donde más se ha avanzado hasta el momento.

«Creo firmemente que otro mundo que otro mundo es posible, pero lo debemos hacer entre todos, y para ello es necesario un cambio del modelo económico: poner el centro de la economía en el ser humano y no en el beneficio», sostiene Melé.

Banca ética: ¿una oportunidad para las fintech?

La realidad es que tanto la banca ética como las fintech -con sus diferencias y particularidades- se presentan como una alternativa a la banca tradicional, sobre todo por perfilarse hacia un sector de la población que en muchos casos no tiene acceso al sistema financiero tradicional.

¿Encontrará la banca ética en los ecosistemas fintech de la región aliados estratégicos? ¿Podrán las fintechs -sobre todo aquellas dedicadas al crowdfunding de deuda o al segmento de créditos- servirse de las premisas de transparencia y prácticas sustentables y socialmente responsables que definen a esta banca alternativa?

Comparte en tus redes sociales:

Dejar una respuesta

X