Columna profesional

Las Bigtech en el universo Fintech: los nuevos jugadores clave

bigtech en el universo fintech
Créditos: Bryan Angelo vía Unsplash
Desde la perspectiva de la innovación, las Bigtech se han convertido en industrias con grandes potencialidades de negocios. En un marco de transformación digital, las Bigtech llegaron al entorno Fintech para quedarse.

El espacio laxo en temas de regulación, hace que las compañías tecnológicas generen procesos de reconversión Fintech dentro de sus propias estructuras. En este proceso de transformación del ecosistema de servicios financieros, las Bigtech, junto con las Fintech, se han convertido en la mayor amenaza para la banca tradicional.

Las Bigtech poseen un enorme potencial debido a su alto nivel de escalabilidad, que han sabido construir a lo largo de los años. Poseen un alto nivel de usuarios cautivos y por supuesto algo muy importante, manejan su información.

Grandes compañías tecnológicas como Paypal, Apple, Google, Facebook, Amazon y Alibaba, han iniciado procesos de reconversión para ofrecer dentro de su portafolio servicios financieros. Estas empresas no solo cuentan con un gran volumen de usuarios, sino también recursos y capacidad de innovación.

Este apetito de las tecnológicas por ampliar sus líneas de negocios, va de la mano con la capacidad que tienen de aprovechar su gran imagen de marca, y están creando líneas de servicios financieros para sus usuarios.

Actualmente en occidente, empresas como: Google, Amazon, Apple y PayPal han creado una coalición llamadaFinancial Innovation Now” que tiene como objetivo la promoción de políticas que fomenten la innovación tecnológica en el segmento de servicios financieros. Adicionalmente, han creado fondos de inversión y promoción para la creación de Fintech en el ecosistema.

Actualmente en occidente, empresas como: Google, Amazon, Apple y PayPal han creado una coalición llamadaFinancial Innovation Now” que tiene como objetivo la promoción de políticas que fomenten la innovación tecnológica en el segmento de servicios financieros.

Esto contribuye a incentivar la innovación en el sector Fintech y así surjan soluciones de servicios digitales más fáciles, amplias y accesibles para el usuario.

De mano de las Bigtech, podemos vislumbrar que se ofrecerán soluciones innovadoras cada vez más especializadas, pero también las Fintech podrán incorporar a su cartera de negocios otras actividades complementarias y parecerse a un banco digital.

El reto reside en generar servicios financieros que sean de gran valor para los usuarios y que a la vez generen ingresos para las compañías. La capacidad de escalar es importante en este punto, ya que contribuye a que el nivel de ingresos crezca, pero también es importante resaltar en este punto cuan complejo podrá tornarse el entorno regulatorio que envuelve a los servicios financieros.

El reto reside en generar servicios financieros que sean de gran valor para los usuarios y que a la vez generen ingresos para las compañías.

Desde el lado asiático, Alibaba ha tomado la delantera y ha incorporado una Fintech propia para brindar soporte financiero a sus usuarios (Ant Financial/Alipay), sus soluciones van desde el procesamiento de pagos, gestión de activos y por supuesto los préstamos, su idea es crecer en diferentes ramas del negocio Fintech. A esto le sumamos que en materia de regulación oriente es un poco menos estricta que occidente, lo cual ha potenciado no solo a las  Bigtech asiáticas, sino a las Fintech en general.

Otro fenómeno que vale la pena destacar, es el hecho de que estas compañías tecnológicas han centrado sus esfuerzos en los últimos tiempos en obtener licencias para poder operar como bancos.

Las Fintech, por su parte, están colaborando con la banca tradicional y a estos últimos les ha servido para incorporar un enorme conocimiento tecnológico, y así reconvertir sus servicios ante la inminente llegada de las Bigtech al escenario de servicios financieros. En este sentido los bancos deben dirigir sus recursos a facilitar el open banking y así mejorar su interconexión y capacidad competitiva.

Sobre esta competencia en particular, debemos resaltar dos aspectos verticales: las Bigtech tienen recursos y cuentan con la confianza de sus usuarios. Culturalmente están mejor adaptadas y son mas propicias a cambios e innovación.  Sin embargo, es importante destacar, que los usuarios muestran cierta desconfianza en las Bigtech, ya que no relacionan su actividad con los servicios financieros. Lograr un posicionamiento adecuado en el mercado de los servicios financieros es un desafío pendiente de las Big Tech. Por el lado de la banca tradicional, la cuenta pendiente es adaptarse a los requerimientos y perfil del usuario de los ecosistemas digitales.

Las Bigtech tienen recursos y cuentan con la confianza de sus usuarios. Culturalmente están mejor adaptadas y son mas propicias a cambios e innovación.

Desde el lado tecnológico y de escalabilidad, los bancos deben prepararse para reconvertirse y poder competir con las Bigtech en el marco de servicios financieros.

Las Fintech, por su parte, han servido de estímulo para que los sectores tradicionales logren una importante reconversión digital. Han logrado poner al usuario en el centro de la escena. La colaboración entre Banca y Fintech tiene un gran potencial, ya que estas ultimas aportan mucha innovación, agilidad y rapidez y la banca tradicional cuenta con la estructura, clientes, y por supuesto la confianza del usuario en la prestación de servicios financieros.

 

Piedad OrtizPiedad R. Ortíz

Piedad es Economista especialista en análisis financiero y MBA en finanzas. Directora en Economía Profesional y Analista senior de Claves en temas Fintech.Vive en Buenos Aires, Argentina. 

Twitter: @PiedaROD

www.economiaprofesional.com

Comparte en tus redes sociales:

Dejar una respuesta

X